EN TWITTER/ INSTAGRAM

@diluc1985

lunes, 3 de abril de 2017

Opinión

¡EN CASA DE HERRERO… CUCHILLO DE PALO!


Por: Diana Lucía Benítez

Y es que nos encanta criticar al prójimo y no nos miramos a nosotros mismos, ¡qué cosa esa de estar chismeando en la vida de los demás!, hasta el punto de volverse un ser egocéntrico y hasta miserable… es increíble pero cierto; gente que se levanta solo para quejarse del mundo, del sistema y no hacen ni mierda, tampoco aportan nada positivo y son los reyes de la hipocresía.

Oiga… miré…vea… que no estoy exagerando… estos seres existen, sí… y están más cerca de lo que pensamos… se caracterizan por sonreírte muy espontáneamente y cuando das la vuelta ¡zaz! El comentario mal intencionado y de mala fe. Superficiales, les encanta robar protagonismo en los diferentes espacios y se presentan como ‘’la esperanza de los perdidos’’, tóxicos de la cabeza a los pies.

No falta el compinche… aquel remilgado que se las pica de valiente, de sabelotodo, es un perdedor. Normalmente tienen baja autoestima, ‘’lambón’’ de naturaleza y por si fuera poco, el gestor de la discordia en cualquier espacio habitable.

Hay un dicho que dice: ‘Dios los hace y ellos se juntan’… aunque con todo respeto, el actuar de estos personajes no se parece en nada a la obra del padre.  Y aquí en esto no se salva nadie, desde los altos mandos y cargos, hasta el más simple ser que uno se encuentra en la calle.

Definitivamente, Dios si tiene un propósito con estos ‘’parásitos’’, y es ver para aprender a no ser como ellos. Cadenas de oración, ayuda psicológica y hasta dirección espiritual son algunas alternativas que tienen a la mano para desintoxicar el alma de tanta basura que van adquiriendo con las malas costumbres y compañías.

Resta esperar que, se haga la obra del padre en ellos, como un milagro o algo así, que los mueva interiormente y les haga caer en cuenta que el mundo no gira en torno a ellos y que los valores no se compran ni se pasan por encima de nadie.

¡Ojo! Vivan, la vida es corta y todo acción trae consecuencias, ahora, usted tiene la oportunidad de cambiar y ser mejor persona. ¡No pierda esta oportunidad!

No hay comentarios.: