EN TWITTER/ INSTAGRAM

@diluc1985

domingo, 23 de agosto de 2015

PARA REFLEXIONAR

  
POR DIANA LUCIA BENÍTEZ
diluc1985@gmail.com

OPINIÓN...

Me pongo a pensar en muchas cosas todo el tiempo, pero siempre hay algo que sobresale y alguna situación que marca algún momento de vida de varias formas. Con 30 años puedo afirmar que me he experimentado la felicidad llena; pero también he sentido la desilusión que arranca la paz y te deja como muerto en vida.

Tratando de entender y comprender el actuar de algunos, donde el yo-ismo y el egoísmo parecen el pilar que los mueve, donde se pretende seguir en tiempos de esclavitud en estos tiempos, se creen con derecho a mandar, dirigir, ordenar sobre la vida de los demás sin tener respeto alguno. Es más triste cuando te das cuenta que has perdido el tiempo con personas que nunca valoraron lo que hiciste por ellas; y solo te queda el consuelo de: ‘’es él/ella que se lo pierde’’.

¿Por qué pensamos que las cosas giran alrededor nuestro y nos olvidamos de los demás? ¿Será que crecer con valores está mandado a recoger y estoy pasada de moda? La verdad ya ni sé que pensar y tampoco puedo generalizar. Veo una sociedad impulsiva y sin respeto donde el bueno sale crucificado al no ceder a las presiones e intereses de otros; tristeza se siente cuando alzas tu voz para ser escuchada y recibes una patada en el trasero.

Algunos se preguntan sobre él que se puede hacer y es cuando un nudo se me atranca en la garganta, pensando si realmente se está consciente de lo que se dice o somos loros repitiendo lo que se escucha. Se necesita algo más que una simple palabra, parece aburrido pero;  a veces nos jactamos de tantas cosas y en el hecho nos quedamos cortos, me pregunto: ¿Qué sentido tiene si no hay coherencia?

Sé que esto no soluciona los problemas del mundo, pero si puedo conseguir que en unos minutos de tu tiempo logres salir de tu ‘mundo’ y, te arriesgues a pensar en cómo ser mejor persona y ayudar a los demás; ya es un aliciente para seguir creando conciencia.

Arriesguemos a dejar una buena semilla en este pasar, que no sea demasiado tarde para haber actuado. Después no estemos sentados llorando al no valorar; y más cuando pudimos hacer algo.

Cómo dice el dicho: ‘’Nadie sabe lo que tiene, hasta que lo pierde’’… y que cierto es.

No hay comentarios.: